22 julio 2024
28 °C
$ 18.10
$ 17.10

Publicidad

Luz y Villa

Ella fue la más reconocida de las parejas del Centauro del Norte, su huella se conserva en Chihuahua

Net Noticias
Net Noticias
Ruth González

20 de noviembre del 2023, 06:38

Chihuahua.– “La Mera Mera”, así la llamaron hasta en un libro, la séptima esposa de José Doroteo Arango Arámbula. Fue la pareja más reconocida del general Francisco Villa. La casa donde doña Luz dejó sus recuerdos, ropa, cama, fotos, bastón, sillas, pistolas y monturas, en fin, un conjunto de objetos cotidianos que relatan su historia de amor, revolución, gloria y luto, es uno de los museos más visitados en la capital de Chihuahua.

A Pancho Villa se le atribuyen hasta 23 parejas, 75 bodas y 26 hijos, una lista oficial reconoce a 18 esposas, pero solo María de la Luz Corral Fierro consiguió llevarlo ante un juez civil (28 de mayo de 1911) y al altar (24 de octubre) y, es por ello, que la boda con la originaria de Riva Palacio (antes San Andrés) tiene, hasta la fecha, representaciones simbólicas en ese municipio, como un tributo a ese enlace. 


Doña Luz vivió la tensión del antes y después de la Revolución Mexicana, pero también el esplendor de la viudez y la decadencia económica. A través de datos históricos e información de la Quinta Luz, ahora Museo Histórico de la Revolución, recapitulamos algunos aspectos de la vida de esta chihuahuense.

Imagen
Doña Luz vivió la tensión del antes y después de la Revolución Mexicana, pero también el esplendor de la viudez y la decadencia económica.

Cortesía

 


Frente a una ventana de San Andrés

María de la Luz nació el 2 de julio de 1892, su madre, doña Trini, era viuda, atendía un abarrotes en su misma casa. A Francisco Villa lo conoció a los 17, pero se casó con él dos años más tarde.


“Yo veía todo esto desde nuestra pequeña casa comercial, atendida por mi propia madre”. Entre los revolucionarios que llegaron, ella vio por primera vez a Villa, ahí inició su historia.

Pero antes que Luz, Villa tuvo seis esposas. La primera fue en Torreón, Paula Alamillo, con la que procreó a Evangelina. La segunda en Parral, María Barraza, madre de Miguel. La tercera en Durango, María Isabel Campa, mamá de Ramoncita… La lista es larga, sin embargo, el gran amor de Villa y con quien más convivió fue Luz.


En el libro de Luz Corral, “Pancho Villa en la Intimidad”, ella narra su primer encuentro con el jefe revolucionario y el regreso del coronel tras la Toma de Juárez, cuando afinan los detalles de su boda. Uno de los ejemplares de ese libro, cuyo prólogo fue escrito por José Vasconcelos, aún se encuentra en la recámara de la viuda, en el museo que actualmente maneja la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

“Con palabras francas me dijo de su amor y de su vida solitaria y errante; que tenía la esperanza de que pronto terminaría la revolución y que quería, más que todo en el mundo, tener un hogar”, así describe Luz la declaración de amor del revolucionario.


En vestido blanco “La Güera” llegó al altar.

“A las once de la mañana, nos casamos, en presencia de los vecinos del pueblo y de los rancheros cercanos, que en nutrida caravana concurrieron. Así mi vida se fundió en la suya; mi suerte se encadenó a su suerte y después de tantos años, aún me parece que fue ayer”.


Quinta La Luz

Villa primero arrendó y después adquirió una casa que remodeló y amplió en la ciudad de Chihuahua para vivir con su esposa, le costó 6 mil pesos, la llamó Quinta La Luz, en su honor. El señor Santos Vega fue el encargado de agregar algunas habitaciones en la planta baja y el segundo piso. Los decoradores del interior fueron Hilario Berumen, Manuel Portillo y el italiano Mario Ferrer.


Imagen
En 1981 donó la quinta a la Sedena, bajo la condición de que siguiera como museo.

Cortesía
Imagen
El señor Santos Vega fue el encargado de agregar algunas habitaciones en la planta baja y el segundo piso. 

Cortesía

 

Actualmente, caminar por este inmueble remonta a los visitantes al ambiente familiar que tenía la pareja. El comedor, el baño, la cocina, los salones y habitaciones, conservan sus pinturas y azulejos originales, hay objetos del general y de doña Luz que son de gran relevancia histórica.


Una fuente en uno de los patios centrales, el auto de Villa, algunas monturas y pistolas. En las paredes hay fotografías de Anthony Quinn, El Santo y otras celebridades que visitaron a Luz Corral.

La madre


Durante su matrimonio, Luz tendría una hija. “El día 14 de agosto, tuve la desgracia de perder a mi hijita (Luz Elena), de año y medio, quien murió de una manera repentina, siendo la opinión de quien la atendió, habérsele reventado una arteria del corazón por tantos sustos que la afectaron durante la lactancia”.

Años después ella adoptó a algunos hijastros, como a Agustín: “Tin, como le llamaban, era hijo de la Sra. Asunción Villaescusa; este chamaco nació pocos meses después que mi hija.


Un día, cuando Tin tenía dos años, lo encontré en la casa de, Toño, mi cuñado, y aproveché la oportunidad para pedirle al jovencito que lo acompañaba, que lo llevara a mi casa a visitarme.  Desde entonces Tin fue mi gran amigo… Habiendo muerto mi hija, yo dediqué todas mis atenciones a aquel hijo de mi marido, que pasaba los  días a mi lado y por las noches regresaba al de su madre”.

A Reynalda, “esta hija de Pancho, era la que más se le parecía, hasta en el carácter”. Y la tercera fue Micaela, “ella era hija de doña Petra Espinosa, era como un año mayor que mi hija”, “ahora venía a vivir con nosotros y con sus medios hermanos Reynalda y Agustín”, así lo narra en su libro.


Además de las hijas e hijos, también la pareja adoptaba a huérfanos de la División del Norte.

Revolución y exilio


Por anécdotas, Luz describe su complicada vida en el ojo del huracán de la revolución y el villismo. De 1915 a 1920 ella tuvo que exiliarse y narra su estancia en Cuba y después en San Antonio, Texas, cuando Carranza tomó el poder e inició la Expedición Punitiva.

Villa le informaba: “—el Gobierno Americano, desde hoy será enemigo de la revolución, puesto que ha reconocido al Gobierno de Carranza—. Pancho guardó un momento de silencio y luego prosiguió, Güera, prométeme cumplir un encargo que te voy a hacer:  Si yo llegase a morir en alguno de los combates, alguna persona se encargará de enterrar mi cadáver y cuando tu regreses a México, harás las gestiones necesarias para traerlo a la capilla que mandé construir en el Panteón de la Regla”.


“El 25 de diciembre, nos embarcamos rumbo a La Habana en el vapor Atenas”. Allá varias noticias falsas llegaron, varias sobre la supuesta muerte de Villa. El 14 de octubre de 1916, “nos embarcamos rumbo a New Orleans y de allí a San Antonio Tex., donde nos radicamos temporalmente”.

La viuda y el museo


Tras el asesinato de Villa (20 de julio 1923), volvió a La Quinta Luz, ubicada en Calle Décima #3010, en la colonia Santa Rosa, pero habitó solo la parte izquierda del inmueble. Arrendó la otra parte y el resto lo hizo un pequeño museo para exhibir los objetos personales de Villa, lo llamó: Museo División del Norte.

Imagen
Tras el asesinato de Villa (20 de julio 1923), la mujer volvió a La Quinta Luz, ubicada en Calle Décima #3010, en la colonia Santa Rosa.

Cortesía

 


No volvió a casarse, además de la casa-museo, mantenía a un orfanato. “Sola; en esta casa construida por mi marido hace veinte años, mi vida se va deslizando en medio de mis recuerdos. Sola; muy sola el alma, suele rodearse de otras almas amigas que vienen a hacerme partícipe de sus tristezas y de sus alegrías”.

En 1981 donó la quinta a la Sedena, bajo la condición de que siguiera como museo. Falleció el 6 de julio de ese año, a los 89 años.


Imagen
La casa donde doña Luz dejó sus recuerdos, ropa, cama, fotos, bastón, sillas, pistolas y monturas, en fin, un conjunto de objetos cotidianos que relatan su historia de amor.

Cortesía

 

 


 



'Salvage', camioneta en la que murió joven tras volcadura en Juárez

Cortesía
Cortesía
Mat Romero
Mat Romero

22 de julio del 2024, 17:49

Ciudad Juárez.– El hombre fallecido en una volcadura mientras jugaba arrancones el pasado sábado 20 de julio en la perimetral Carlos Amaya utilizaba una camioneta reconstruida.

Fueron familiares de la víctima quienes revelaron que la camioneta Cadillac Escalade roja de reciente modelo tenía título "salvage" y fue adquirida de segunda mano con historial de choque. Usualmente este tipo de vehículos suelen venir con las bosas de aire explotadas, problemas de dirección o problemas graves en la suspensión que impiden su circulación en Estados Unidos, pero que en México tienen una "segunda vida".

Trascendió que la víctima, identificada como Emilio B. de 20 años, era hijo del yonkero propietario del negocio denominado Galería.

De acuerdo con el peritaje, el joven y una acompañante jugaban arrancones con otro vehículo durante la madrugada del sábado sobre la perimetral Carlos Amaya, cerca del cruce con la calle Tarahumara. La camioneta subió al cordón e impactó contra dos postes para finalmente volcar.

El joven perdió la vida de manera inmediata y su acompañante fue trasladada a un hospital en condición grave.


Instala Texas nuevo alambre de púas en El Paso

X
X
Redacción
Redacción

22 de julio del 2024, 17:48

El Paso.- El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció la instalación de más alambre de púas a lo largo de la frontera entre El Paso y Ciudad Juárez.

Durante su visita a la región, Abbott informó que ingenieros están colocando alambre de púas de triple hilo como parte de los esfuerzos para reforzar la seguridad fronteriza.

En su comunicado a través de las redes sociales, el republicano enfatizó el compromiso de Texas con la prevención de cruces ilegales, concluyendo con la frase: "Texas mantiene la línea contra los cruces ilegales".


Va CBP contra organizaciones criminales transnacionales; anuncia medidas

Cortesía
Cortesía
Redacción
Redacción

22 de julio del 2024, 17:48

El Paso.- La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP) ha lanzado nuevas iniciativas para combatir a las Organizaciones Criminales Transnacionales (TCO) informó un comunicado.

Troy A. Miller, funcionario superior de la CBP, anunció la expansión de la Operación Plaza Spike en la región de El Paso y Juárez, así como la nueva operación Apollo X, centrada en la lucha contra el fentanilo, desde El Paso hasta San Diego. 

Durante el anuncio en el Puente de las Américas en El Paso, Miller estuvo acompañado por líderes locales de la CBP.

Destacó que estas operaciones buscan interrumpir las actividades de los cárteles y sus cadenas de suministro, utilizando inteligencia compartida y recursos federales, estatales y locales para frenar el tráfico de fentanilo y otros delitos.