Publicidad

La comida que desperdicias también contamina el planeta

Este 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación

Cortesía

De los alimentos que se producen cada año, 30 por ciento termina por no consumirse porque se pierde o se desperdicia a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde su producción en el campo o las granjas hasta que llegan a nuestras mesas.

Este desperdicio de comida genera entre ocho y 10 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, indican datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El desperdicio es sólo un eslabón en la cadena de valor. La producción de dióxido de carbono (CO2) comienza en el campo a consecuencia de su método industrializado de producción. Se utilizan plaguicidas que requieren petróleo y maquinaria pesada.

De este modo, los campos, en lugar de retener el CO2, lo liberan debido a que el suelo se erosiona con dichos químicos. Así comienza la emisión de gases efecto invernadero, incluso antes de que los alimentos sean enviados a los lugares donde se comercializarán.

La agricultura industrializada apunta a que la producción de alimentos se debe incrementar en relación con una población creciente. Sin embargo, si los productos no están bien distribuidos, la comida no llegará a todas las personas.

Este 16 de octubre se celebra el Día Mundial de la Alimentación, promovido por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

En vivo

Con: