18 mayo 2024
28 °C
$ 16.10
$ 17.10

Publicidad

El caso de O.J. Simpson todavía refleja la división racial de Estados Unidos

Su exoneración en 1995 fue un momento clave en la comprensión de las fuerzas del orden y la justicia

Associated Press
Associated Press
Agencia AP

16 de abril del 2024, 06:23

Para muchas personas lo suficientemente mayores como para recordar el juicio por asesinato de O.J. Simpson, su exoneración en 1995 fue un momento decisivo en su comprensión de la raza, las fuerzas del orden y la justicia. Casi tres décadas después, sigue reflejando las realidades diferentes de los estadounidenses blancos y negros.

Algunas personas recuerdan haber visto a sus compañeros de trabajo y de clase negros estallar de júbilo por la represalia percibida por el racismo institucional. Otros recuerdan a sus homólogos blancos conmocionados por lo que muchos sintieron como una abrumadora evidencia de culpabilidad. Ambas reacciones reflejaron diferentes experiencias con un sistema de justicia penal que continúa castigando desproporcionadamente a los estadounidenses negros.


Simpson, quien falleció el miércoles, sigue siendo un símbolo de las divisiones raciales en la sociedad estadunidense porque es un recordatorio de cuán profundamente se sienten las desigualdades, incluso cuando nuevas figuras han llegado a simbolizar las luchas en torno al racismo, las fuerzas del orden y la justicia.

“En realidad no se trataba de O.J. Simpson, el hombre. Se trataba del resto de la sociedad y de cómo le respondimos”, dijo Justin Hansford, profesor de derecho de la Universidad Howard.


Simpson murió de cáncer de próstata en Las Vegas, anunció su familia el jueves. Tenía 76 años.

Su muerte se produce a pocos meses del 30 aniversario de los asesinatos en 1994 de su exesposa, Nicole Brown Simpson, y el amigo de ella Ron Goldman. Al igual que en el juicio, la reacción del público al veredicto estuvo determinada en gran medida por la raza.


Hoy en día, las reformas a la justicia penal que abordan las desigualdades raciales son menos divisivas. Pero eso ha sido reemplazado por una reacción violenta contra los programas de diversidad, equidad e inclusión, prohibiciones de libros que abordan el racismo sistémico y restricciones en torno a las lecciones de historia negra en las escuelas públicas.

“La parte difícil es que vamos a seguir moviéndonos en un círculo hasta que aprendamos de nuestro pasado”, dijo la socióloga de la Universidad de Pensilvania y profesora de Estudios Africanos, Camille Charles. “Pero hay gente que no quiere que aprendamos de nuestro pasado”.


Durante el juicio, los afroestadounidenses tenían cuatro veces más probabilidades de suponer que Simpson era inocente o que la policía le tendió una trampa, dijo el vicerrector ejecutivo y rector de la UCLA, Darnell Hunt, quien en ese momento era un joven sociólogo que escribía un libro sobre las diferentes formas en que los estadounidenses negros y blancos veían el juicio.

“El caso se trataba de dos puntos de vista diferentes de la realidad o dos puntos de vista diferentes sobre la realidad de la raza en Estados Unidos en ese momento de la historia”, dijo.


El juicio de Simpson se produjo poco después de la absolución en 1992 de agentes de policía por la golpiza a Rodney King, un taxista de raza negra, en Los Ángeles, que fue captada en video y expuso el profundo trauma de Estados Unidos por la brutalidad policial. Para muchos afroestadunidenses en 1995, la absolución de Simpson representó una reprimenda al racismo institucional en el sistema de justicia. Pero muchos estadounidenses blancos creyeron que Simpson y su equipo de defensa jugaron la carta de la raza para salirse con la suya en los asesinatos.

La diferencia también se pudo notar en la forma en que los medios de comunicación negros cubrieron el juicio en comparación con las publicaciones convencionales, dijo Hunt. Esos medios tendían a plantear preguntas sobre si el sistema judicial era realmente justo en términos de “lo que podría llamarse la experiencia negra”, dijo.


Las encuestas de la última década muestran que la mayoría de la gente sigue creyendo que Simpson cometió los asesinatos, incluida la mayoría de los afroestadounidenses, pero la dinámica racial e histórica en el juicio hizo que se tratara de algo más que las muertes.

Hansford, el profesor de derecho de la Universidad de Howard que es negro y tenía 12 años en el momento del veredicto de Simpson, dijo que recuerda las diferencias en las reacciones de blancos y negros incluso en entornos liberales como Silver Spring, Maryland, el suburbio de Washington donde creció.


“Cuando fue absuelto, todos los estudiantes negros celebraron y corrieron por los pasillos, saltando de un lado a otro”, dijo. “Y los maestros blancos estaban llorando”.

Uno de los maestros blancos de Hansford dijo algo sobre Simpson con lo que no estaba de acuerdo, y cuando respondió, el maestro lo reprendió.


“Fue una de las peores formas en que un maestro me ha hablado”, dijo Hansford. “El juicio de O.J. Simpson creó una situación en la que la gente estaba atrincherada en sus esquinas”.

La agitación racial involucrada en el caso judicial estuvo en el centro del documental ganador del Oscar de 2016 “OJ: Made in America”. En lugar de centrarse en los asesinatos y las pruebas presentadas en el juicio, el director Ezra Edelman situó los crímenes en el contexto de la lucha por los derechos civiles, de la que Simpson estaba en gran medida absorto por el cálido abrazo de la popularidad en la cultura masiva blanca.


“Todo lo que O.J. tuvo que hacer para ser reconocido es correr con un balón de fútbol”, dijo Edelman a la AP en 2016. “Y casi al mismo tiempo, tienes una comunidad de personas cuya única forma de ser reconocida era quemar su comunidad durante los disturbios (de Watts de 1965). Esas eran las dos pistas en las que estaba tratando de centrarme, sabiendo que se cruzarían 30 años después”.

Simpson se había casado con una mujer blanca en una nación que históricamente había castigado a los hombres negros que se atrevían a explorar las relaciones de raza mixta. Pero Simpson también era un exastro del fútbol americano, un adinerado actor de Hollywood y portavoz de una marca cuyo dinero y privilegios lo distinguían de los hombres negros empobrecidos que el sistema de justicia penal castigaba.


“No soy negro, soy O.J.”, le gustaba decir a sus amigos.

Había sido admirado como una celebridad única cuyas transgresiones, incluyendo un patrón de abuso conyugal, se pasaban por alto como incompatibles con su personalidad agradable para todos los estadounidenses.


“De hecho, parecía esforzarse bastante para distanciarse de los negros”, pero el apoyo de los negros hacia él no se trataba de eso, dijo Charles, sociólogo de la Universidad de Pensilvania. “Creo que se trataba de ver que el sistema funcionaba de la manera en que se nos dijo que debía hacerlo”.

A pesar de que el racismo sistémico en la justicia penal sigue siendo un problema, Charles cree que los afroestadounidenses son cada vez menos propensos a creer en la inocencia de un acusado famoso como muestra de solidaridad racial.


“Lo único que ha cambiado es que no se veía el mismo tipo de apoyo a (el cantante de R&B) R. Kelly o Bill Cosby”, dijo Charles.

“Había un conflicto mucho más abierto sobre ellos, y muchas más personas negras estaban dispuestas a decir públicamente: ‘no, él hizo eso’. Creo que también podría representar una mejor comprensión de la celebridad y la riqueza”, señaló.



Era herrero ejecutado en la Lucio Blanco

Denise Ahumada
Denise Ahumada
Denise Ahumada
Denise Ahumada

18 de mayo del 2024, 10:03

Ciudad Juárez.- El hombre que fue ultimado en la colonia Lucio Blanco la tarde del viernes, fue identificado y se reveló que habría recibido al menos 10 disparos cuando se encontraba al interior de su domicilio. El ataque podría estar vinculado a la venta de drogas.

El hecho violento se reportó en el cruce de la calle Carlos Frank y calle Alberto Batiz, a donde acudió la Policía Municipal como primer respondiente, confirmando el hallazgo de un masculino sin signos vitales y con impactos de arma de fuego al interior de un domicilio color azul.

El occiso fue identificado por familiares como Rodrigo N.F. de  37 años de edad; extraoficialmente trascendió que parientes refirieron que la víctima se dedicaba a la herrería, pero también vendía drogas.

Testigos que notificaron a las autoridades dijeron haber visto al rededor de cinco personas armadas, quienes llevaban capuchas cuando entraron y salieron del lugar.

Durante la cobertura en el lugar de los hechos, se observó que dos personas se encontraban detenidas a bordo de una patrulla de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM), de quienes aún no se ha revelado mayor información por parte de las autoridades.

Elementos de la Unidad de Criminalística de la fiscalía general del Estado y peritos de la Agencia Estatal de Investigación que acudieron al lugar para recabar evidencia colocaron al menos ocho indicadores sobre el suelo con casquillos percutidos, los cuales se dijo, eran de calibre 9 milímetros.

El cuerpo de la víctima fue trasladado al Servicio Médico Forense (Semefo) y se espera la formal identificación para poder ser entregado a sus familiares.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


No se esperan más cambios en el gabinete estatal: De la Peña

Jazmín Ibarra Trejo
Jazmín Ibarra Trejo
Jazmín Ibarra Trejo
Jazmín Ibarra Trejo

18 de mayo del 2024, 09:25

Ciudad juárez.- Tras la salida de Sandra Elena Gutiérrez de la Secretaría de Educación y Deportes, el secretario General de Gobierno, Santiago de La Peña Grajeda, informó que de momento no se esperan más cambios por parte de la gobernadora del Estado, Maru Campos Galván, en su gabinete estatal.

“Yo siempre me he quedado con una expresión que hizo la gobernadora el mismo día que tomamos protesta, quienes ya cumplimos prácticamente el año, cuatro meses aquí y creo que todos estamos sujetos a revisión permanente en base a nuestro desempeño, entiendo que por el momento no hay previsto por la gobernadora alguna serie de cambios adicionales, pero bueno, yo creo que toda organización que pretende cumplir los objetivos que se ha planteado, debe estar sujeta a estos cambios de refresco, como se dice luego en el deporte, y bueno pues, para eso son los relevos, para mantener el ritmo, para incrementar el ritmo, o incluso para mejorar los resultados”, declaró De La Peña.

Asimismo, el representante de la gobernadora en Juárez, Óscar Ibáñez Hernández, informó que tampoco se esperan enroques en las Dependencias en la Zona Norte.

Detalló que, habló con el secretario General de Gobierno, quedaron de tener una reunión la próxima semana, este viernes el funcionario sostuvo una reunión con universidades tecnológicas, sin embargo, dijo que no tiene información de ningún cambio.


Estadio 8 de Diciembre con avance del 70%

Dámaris Arellanes
Dámaris Arellanes
Dámaris Arellanes
Dámaris Arellanes

18 de mayo del 2024, 09:20

Ciudad Juárez.- La construcción del estadio 8 de Diciembre registra ya un avance del 70 por ciento de acuerdo con información proporcionada por la dirección de obras públicas del gobierno municipal.

Daniel González director de esta área comentó que en aproximadamente ocho semanas la obra podría concluirse ya que actualmente el avance es el 70 por ciento, Y se espera que en estas próximas semanas comiencen los trabajos de acabados de la estructura.

De acuerdo con González las gradas ya fueron construidas y personal se encuentra trabajando en el aplanado y enjarre. Asimismo comentó que el perímetro ya se encuentra enrejado las terracerías de la cancha están terminándose para posteriormente colocar el pasto sintético y el sistema de solución pluvial que debe llevar un estadio.

Señaló que la construcción de la obra gris va muy avanzada por lo que también en próximos días estarán instalando los acabados de la pista.

De no presentarse ningún retraso en la obra el estadio 8 de Diciembre podría estar concluido durante el mes de agosto.